Preguntas frecuentes sobre la sedación dental

¿Tiene una pregunta sobre la sedación dental? Lea las preguntas más comunes y las respuestas a continuación, o comuníquese con nosotros si podemos ayudarlo. También puede revisar nuestras instrucciones preoperatorias y postoperatorias para la sedación dental a fin de tener una visita segura y cómoda.

¿QUÉ PUEDE HACER LA SEDACIÓN DENTAL PARA MI HIJO?

Algunos niños le tienen miedo al dentista, mientras que otros niños simplemente no tienen la edad suficiente para comprender y colaborar durante el tratamiento odontológico. Algunos niños tienen afecciones, como el autismo, el síndrome de Down u otras necesidades especiales de atención médica, que pueden provocar una tensión adicional al experimentar el tratamiento odontológico. Otros niños simplemente necesitan mucho trabajo odontológico y solo pensar en varias citas con el dentista para completar el tratamiento los abruma y atemoriza.

Todos los niños mencionados anteriormente pueden encontrar una solución satisfactoria en la sedación dental.

Nuestros objetivos para la sedación dental son los siguientes:

1. Resguardar la seguridad y el bienestar del paciente.
2. Reducir al mínimo las molestias y el dolor físicos.
3. Controlar la ansiedad, minimizar los traumas psicológicos y maximizar el potencial de la amnesia.
4. Mantener bajo control el comportamiento o los movimientos para permitir la finalización del procedimiento sin riesgos.
5. Regresar al paciente al estado en el que se permita el alta segura de la supervisión médica.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE LA SEDACIÓN DENTAL?

Muchas personas saben que existen riesgos en los procedimientos médicos y odontológicos. Para que esté tranquilo, analizaremos con usted estos riesgos personalmente para poder responder todas las preguntas que pueda tener. La sedación dental, como cualquier otro procedimiento médico, conlleva un cierto riesgo para su hijo. No es necesario preocuparse, nuestra principal prioridad es la seguridad y la comodidad del niño. En nuestros consultorios se respetan estrictamente las directrices sobre la sedación establecidas por la American Academy of Pediatric Dentistry (Academia de Odontología Pediátrica de Estados Unidos) y disponemos de todos los equipos de monitoreo necesarios. Los riesgos asociados con la sedación dental para su hijo son minúsculos si se los compara con el riesgo de venir a la cita conduciendo su automóvil.


¿QUIÉN DECIDE SI MI HIJO DEBE RECIBIR LA SEDACIÓN DENTAL?

En última instancia, los padres deciden el plan de tratamiento que recomienda el odontólogo pediátrico. Puede confiar en su odontólogo para que le brinde asistencia y comentarios sobre la decisión revisando los antecedentes médicos del niño, estudiando las radiografías del niño y asesorándolo a usted sobre si el niño se beneficiaría o no de la sedación dental. Quédese tranquilo, cuando su hijo necesite sedación, su familia será atendida por un equipo de especialistas sumamente capacitados y con mucha experiencia que solo desean lo mejor para usted y sus familiares.

¿CUÁLES SON LOS DIFERENTES NIVELES DE SEDACIÓN?

La sedación leve es un estado inducido por medicamentos en el que los pacientes responden como lo harían normalmente a las instrucciones verbales. Sin embargo, la función cognitiva y la coordinación pueden verse afectadas y deterioradas, pero no así las funciones respiratoria y cardíaca.
La sedación moderada es una depresión de la conciencia inducida por medicamentos durante la cual los pacientes responden intencionalmente a las instrucciones verbales. Con la sedación moderada, no es necesario intervenir para mantener las vías respiratorias abiertas, la respiración espontánea es suficiente y se mantiene la función cardíaca.
La sedación profunda es una depresión de la conciencia inducida por medicamentos durante la cual los pacientes no se alteran con facilidad, pero responden intencionalmente tras varias estimulaciones verbales. Es posible que la capacidad para mantener la respiración de forma independiente se vea afectada y se requiera asistencia para mantener las vías respiratorias abiertas. La función cardíaca generalmente se mantiene.
La anestesia general es la pérdida de la conciencia inducida por medicamentos en la cual los pacientes no se despiertan, incluso en circunstancias de una estimulación dolorosa. La capacidad para mantener la respiración de forma independiente suele verse afectada y se requiere asistencia para mantener las vías respiratorias abiertas. Es posible que se necesite ventilación con presión positiva debido a una ventilación espontánea deprimida o una depresión de la función neuromuscular inducida por medicamentos. Es posible que la función cardíaca se vea afectada.

¿QUÉ MEDICAMENTOS SE EMPLEAN?

Medicamentos por vía oral: hidrato de cloral, Vistaril, Demerol, Versed, Valium, Ativan y Halcion.
Medicamentos por vía intranasal: Versed, ketamina, clonidina.
Medicamentos por vía intramuscular: Demerol, Phenergan, ketamina, glicopirrolato, Versed y fentanilo.

¿CUBRIRÁ MI SEGURO LA SEDACIÓN DENTAL?

La mayoría de las compañías de seguros no cubren la sedación dental. Toda la información financiera y de seguros se analizará con usted en la cita, de modo de poder responder a todas sus preguntas.

¿CÓMO CUIDO A MI HIJO SEDADO CUANDO NOS VAYAMOS DEL CONSULTORIO?
Consulte nuestras instrucciones postoperatorias para la sedación dental.

Instrucciones preoperatorias

Instrucciones postoperatorias para la sedación dental

Instrucciones postoperatorias para extracciones o cirugía dental